Carlos Couso

Soy trabajador de VW Navarra y he sido Delegado Sindical por CGT durante varias elecciones al Comité de Empresa. Mi compromiso siempre ha estado con la lucha sindical desde posiciones combativas y enfrentadas a los Sindicatos que abandonan el principio de que éstos deben representar la fuerza organizada de los trabajadores para defender nuestros intereses colectivos; y no ser solo una organización clientelar de servicios. Desde las Elecciones Forales de 2015 soy parlamentario de Podemos – Ahal Dugu en el Parlamento de Navarra.

Frente a los que, como el actual Gobierno de Gobierno de Navarra, presumen del crecimiento económico de los últimos meses, insistimos en que los datos macroeconómicos no nos dicen mucho, y acostumbran a no estar ligados a la situación vital de las personas y familias más vulnerables. No tenemos ningún problema de crecimiento, sino de reparto de la riqueza. Es a ésto a lo que hay que hincarle el diente, y Podemos-Ahal Dugu es a día de hoy la única organización con la valentía política e independencia para hacerlo.

Hemos sido los únicos que hemos denunciado la gestión de los planes de empleo y el propio Servicio Navarro de empleo con la implicación interesada de ciertos Sindicatos, en concreto en Navarra de CC.OO y UGT, que lo han utilizado para financiarse encubiertamente.

Defiendo que la legalidad vigente en este país no puede ser referencia. Una legalidad que permite un sin fin de barbaridades como que una banca privada a la que se ha rescatado con dinero público, desahucie de su domicilio a una familia; o como que una empresa con enormes beneficios deslocalice sus producciones y mande a sus trabajadores/as al desempleo sin ningún problema.

Esta legalidad cada vez está más alejada de la lógica, de la razón, de la ética, de la responsabilidad y de la justicia social. Hay que cambiarla, la política de Podemos debe tener como objetivo cambiar esto, para que la legalidad esté perfectamente casada con la lógica, la razón, la ética, la responsabilidad y la justicia social.

X